Alquiler de coches en Alemania

El servicio de alquiler de coches entre particulares es una gran oportunidad para conocer Alemania. Y la ciudad de Berlín, el punto de partida ideal. Gracias a la posibilidad de recoger los coches de alquiler en cualquier lugar, el viajero podrá llegar a la estación de tren central o al aeropuerto de Berlín-Schönefeld, al sur, o de Berlín-Tegel al norte y disponer del vehículo para comenzar su viaje.

Ventajas de los coches de alquiler de Drivy

Además de la flexibilidad que ofrece el alquiler de coches entre particulares, hay que destacar sus baratos precios ya que las tasas que añaden las agencias de alquiler al uso desaparecen en este tipo de intercambio.

Precios baratos no implica poca diversidad. De hecho, la gama de vehículos es muy amplia y va desde el vehículo pequeño para parejas tipo Smart a familiares BMW, minibús Volkswagen o furgonetas Fiat para grupos. Todos estos vehículos cuentan con un seguro a todo riesgo con la compañía Allianz y se adaptan a escapadas de ocio y eventos como bodas o reuniones de trabajo.

Alquiler de coches entre particulares para conocer Alemania

De Berlin destaca la Puerta de Brandemburgo, la catedral, el Reichstag (sede del gobierno), la Isla de los Museos y lugares representativos del Berlín comunista como el puesto de control "Checkpoint" o los restos del muro en East Side Gallery.

A algo más de 200 kilómetros de la capital alemana se encuentra Hamburgo, donde se puede disfrutar de las orillas del río Elba, el gran puerto de la ciudad, la Plaza Mayor y las antiguas calles y canales que la rodean, el jardín japonés Planten un Blomen o la galería de arte Kunsthalle. La siguiente ciudad puede ser Colonia, donde destaca su catedral gótica, el Rin y sus paseos, museos como el Römisch-Germanisches donde conocer la historia antigua de la ciudad, el casco antiguo y sus puentes, la Basílica de Santa Úrsula y parques como el Rheinpark.

A poco más de una hora en coche en dirección sur se encuentra Frankfurt cuyos símbolos son la catedral Colegiata de San Bartolomé, el edificio del ayuntamiento en la Plaza de Römerberg o la casa natal del universal Goethe. Tampoco hay que perderse el área que rodea a Zeil para realizar compras, o el zoológico y el Jardín de las Palmeras, dos de los espacios verdes más bellos. Otro destino muy visitado al sur de Frankfurt es el Castillo de Heidelberg, ciudad famosa por poseer la universidad más antigua de Europa. Algo más al sur se puede finalizar la escapada en Munich, población que posee las tres pinacotecas más importantes de Alemania, un gran zoológico o la gran cervecería Hofbräuhaus, que destaca por ser uno de los lugares favoritos para celebrar el Oktoberfest.