Buscar y reservar un coche en Barcelona    ¡Alquilar un coche ahora!

Excursión original en un coche clásico por Barcelona

Barcelona es una ciudad muy especial, es auténtica y atemporal, y cuando paseas por sus calles automáticamente te trasladas al pasado en un viaje que no se puede olvidar fácilmente. Sin embargo, ¿por qué no acceder a la oferta de coches clásicos de Drivy y alquilar el modelo que más te guste a un precio barato? Si quieres hacer un viaje a Barcelona original, algo especial y sumamente atractivo que resulte atípico, la mejor forma de hacerlo es recorrer la ciudad y sus alrededores en un coche de época. Contempla la ciudad condal desde otra perspectiva y vuelve atrás en el tiempo de una forma llamativa e innovadora.

Vuelve al pasado conduciendo un coche clásico

Conducir un clásico no es algo que se haga todos los días, pero Drivy te ofrece la posibilidad de hacerlo a través del alquiler de vehículos a precios realmente competitivos. La razón es muy sencilla, el alquiler se lleva a cabo de forma directa entre particulares y todo resulta mucho más sencillo y cómodo. Cuentas con varios coches antiguos a tu disposición para que optes por el modelo que marcó tu niñez o aquel que siempre quisiste tener en tu poder. Los pasos a seguir son muy sencillos y en pocos segundos dispondrás de un automóvil único y especial para que disfrutes y te diviertas como nunca lo has hecho.

Puedes hacer varias rutas alternativas por Barcelona, haciendo todas las paradas que quieras para admirar sus rincones más bellos e históricos y hacer todas las fotos que se te antojen. No hay duda de que la ciudad cuenta con muchas alternativas y lugares pintorescos para que puedas hacer alguna que otra escapada de fin de semana. Imagínate recorriendo las calles de Barcelona al volante de un icónico Seat 600, un Peugeot 404 (la joya de la conducción) o incluso un modelo de línea fina y elegante como son los Chevrolet de los años sesenta.

Puedes empezar por una ruta sencilla para admirar las obras espectaculares de Antoni Gaudí. Comienza por la monumental Sagrada Familia y visita después el Parque Güell. Puedes acceder a continuación a otras genialidades del arquitecto catalán que a pesar de todo son menos conocidas, como la Torre Bellesguard y los Pabellones de Güell, donde no te puedes perder la famosa y excepcional Puerta del Dragón. A continuación regresa al centro de la ciudad y admira La Pedrera, la Casa Batlló y el Palacio Güell, toda una aventura que podrás recorrer en uno de estos vehículos de alta gama.

Esta otra ruta alternativa es parecida a la anterior, aunque incluye otros edificios y lugares de interés. Síguela paso a paso y no pierdas detalle de la ciudad haciendo este recorrido excepcional: Arco del Triunfo - Sagrada Familia - Parque Güell - Tibidabo - Torre Bellesguard - Monasterio de Pedralbes - Puerta del Dragón - Pabellones Güell - La Pedrera - Casa Batlló - Plaza Cataluña - Las Ramblas - Palacio Güell - Parque Ciutadella.

Arco de Triunfo, Barcelona

¿Por qué alquilar un coche de época en Drivy?

Existen varias formas de visitar Barcelona, pero hacerlo en un mítico Seat 600 o un Mini Cooper es una magnífica idea. Planea tu ruta o recorrido según tus preferencias y escápate en uno de estos vehículos vintage.

Algunas compañías se dedican a realizar rutas alternativas con vehículos clásicos, recogiendo al usuario en un punto de encuentro concreto y haciendo breves paradas por toda la ciudad. También se organizan despedidas de soltero con la inclusión de vehículos clásicos e incluso también se pueden alquilar coches antiguos para ocasiones tan especiales como una boda. Sin embargo, si quieres hacer un recorrido con historia y a todo glamour, en Drivy podrás optar por uno de estos vehículos de impresión para que puedas disfrutar plenamente de la conducción. Podrás alquilarlos durante horas, un día o un fin de semana completo a precios increíbles.

El Seat 600 nació en los años cincuenta y su producción siguió latente hasta 1973. Seat fue el fabricante español que creó este modelo que presentó al público en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1955. Este coche tiene historia y fue uno de los más utilizados por los españoles. Se trata de un vehículo emblemático que con el tiempo se ha convertido en leyenda. Pequeño pero gigante al mismo tiempo, y es que este vehículo es elegante y rebosa personalidad. Es ideal para que puedas contemplar el paisaje urbano y convertirte en el amo de las calles de Barcelona.

El "600", así era conocido, y ahora tienes la posibilidad de subirte a uno de ellos y conducirlo. Ten en cuenta que, hoy día, no hay mucha gente que haya disfrutado de este coche icónico. Su mecánica es sencilla y su estética excepcional. Haz turismo nacional e irrumpe en los municipios situados alrededor de la capital con este vehículo que es puro placer.

El Mini Cooper, por su parte, es otro ejemplo excepcional. Su apariencia retro marcó un antes y un después en la industria automovilística. Nació en 2001 con BMW y está inspirado en la versión Mini que salió al mercado a finales de los años cincuenta. Se presentó en el Salón del Automóvil de París de 1999 con mejoras significativas en cuanto a su estética, motor y seguridad. En Drivy encontrarás una gran oferta para que puedas llevar a cabo tantos paseos como creas conveniente a bordo de este pequeño pero gran vehículo. Este coche, original donde los haya, se ajustará a tu estilo y te llevará a disfrutar de una gran experiencia motora.

¡Alquilar un coche ahora!

Leer más :