Buscar y reservar un coche en Barcelona    Â¡Alquilar un coche ahora!

¿Qué visitar en Barcelona?

Parece complicado escribir una lista con los lugares de imprescindible visita en Barcelona, porque son infinitos. Algunos de estos lugares emblemáticos que explicaremos a continuación, son obligatorios visitarlos, pero otros atienden a los intereses y gustos de cada visitante. Barcelona es arte, cultura, tradición, historia y gastronomía, y la mejor forma de empaparte de todo ello es pasar un tiempo recorriendo sus calles y rincones más preciados. La ciudad está dividida en diez distritos diferentes, cada uno de ellos se encuentra vivo en los corazones de su gentes y abiertos al mundo para que cualquiera pueda disfrutar en primera persona de su sabiduría, creatividad y arte popular.

¿Qué visitar en Barcelona? Efectivamente hay sitios que no te puedes perder y otros que no puedes dejar escapar al acercarse a tus necesidades y motivaciones personales. Hazte una idea de cómo están organizados sus distritos y de todo lo bello que tienen que mostrarte.

Distritos de Barcelona: sus mejores rincones

El distrito de Les Corts está situado entre la Avinguda Diagonal de Barcelona y el Camp Nou, que lleva despertando pasiones desde 1957, tanto o más que el Museu del Futbol Club Barcelona que se encuentra en su interior. Se encuentra en la parte oeste de la ciudad, una de las zonas más alejadas del mar. Cuenta con tres barrios, uno de los cuales es Pedralbes, donde se concentran la obra del autor Antonio Gaudí, los Pabellones Güell; el Palau Reial de Pedralbes, donde se hospedaban los reyes de España en sus visitas a Barcelona; o el monasterio de Santa María del Mar, de estilo gótico, con un claustro que hace honor a su majestuosidad. El barrio de Les Corts es de los más animados de la ciudad, con plazas y lugares únicos dignos de admirar.

Panorama, Barcelona

Gràcia está compuesto de pequeñas calles colmadas de multitud de gente, donde se dan cita numerosas actividades populares de estilo artístico, cultural, deportivo o cívico. Gràcia se distingue ante todo por ser el barrio donde se ubica el Parque Güell, obra maestra de Gaudí que destaca por su intensidad, fantasía y colorido. Este espacio público fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es uno de los más visitados, gracias a sus singulares elementos arquitectónicos y sus enormes jardines.

Ciutat Vella es otro de los distritos más conocidos de Barcelona. Los orígenes de la ciudad se encuentran enclaustrados en sus numerosas calles y fachadas, todas ellas divididas en cuatro barrios diferentes: barrio Gótico, el más antiguo de Barcelona; el barrio de Sant Pere, la Ribera y Santa Caterina, el barrio medieval de la ciudad condal; El Raval, donde la Revolución Industrial del siglo XX comenzó a dar sus frutos; y la Barceloneta, el barrio marinero por excelencia. Eixample es un buen ejemplo arquitectónico de estilo modernista. Las calles más conocidas son la Rambla de Catalunya y el Passeig de Gràcia, donde se aglutinan las mejores tiendas comerciales de Barcelona, así como diversos locales que cuentan con la mejor gastronomía catalana y cafeterías para reponer fuerzas después de un día intenso de compras. Los turistas y barceloneses se reúnen en esta zona amplia de shopping, una de las más concurridas y admiradas de la ciudad.

El distrito de Sants-Montjuïc es uno de los más poblados y extensos y se encuentra en la zona sur de la ciudad. La montaña de Montjuïc es uno de los lugares más atractivos de Barcelona por sus increíbles vistas. Un remanso inigualable de paz y tranquilidad que se ha convertido en símbolo de la ciudad, pues en su construcción se utilizaron piedras procedentes de antiguas canteras. Tiene mar y montaña, tiene historia y tiene mercadillos típicos de barrio, así como plazas concurridas, museos y teatros. El distrito de Sarrià-Sant Gervasi ocupa otro lugar destacado en el corazón de Barcelona, aunque de hecho sea el distrito más atípico de todos. Se trata de un área selecta y muy tranquila con calles medievales de aire romántico y soñador donde poder pasear o ir a comprar por sus boutiques ultrachic. Cuenta con un estilo clásico plagado de tiendas sofisticadas, cafeterías, casas señoriales y parques de una finura que no pasa desapercibida, como es el caso de la Casa Bellesguard o el Parc de l'Oreneta. En el distrito de Sant Martí se concentran el pasado y el futuro de la ciudad. La arquitectura contemporánea es su máximo exponente y los edificios de carácter histórico han adquirido nuevos matices en forma de equipamientos culturales y modernistas. Dispone de zonas verdes espléndidas como El Parc del Centre del Poblenou o el Parc del Clot, así como playas que fueron recuperadas para el disfrute de los turistas.

Horta-Guinardó es otro de los distritos de Barcelona más extensos. Dispone de muchas áreas verdes para disfrutar del buen tiempo y de la calma, más allá del tráfico agitado y el ajetreo constante de la ciudad: el Parc dels Tres Turons, el Parc de Collserola, el Parc del Laberint del siglo XVIII o el maravilloso Mirador del Turó de la Rovira, desde el que se divisa una panorámica completa de Barcelona. Se encuentra justamente entre los distritos de Gràcia y Nou Barris, en la parte noreste. En él podrás contemplar callejuelas y plazas de ensueño, con los lavaderos de Horta o la Plaça d'Eivissa como ejemplos de un pasado rural que parece cercano en el tiempo. Nou Barris se sitúa al norte de Barcelona y cuenta con 13 barrios. En ellos vivió la clase obrera inmigrante, hecho que tuvo lugar durante la década de los cincuenta y los sesenta. Mucho han cambiado desde entonces y ahora lucen con zonas verdes muy atractivas como el Parc del Turó de la Peira, el Parc de la Guineueta o el Parc Central de Nou Barris de aire innovador, así como calles comerciales llenas de vida y buenas vibraciones.

En el distrito de Sant Andreu hay movimiento gracias a la calle comercial Gran de Sant Andreu, pero también ofrece diferentes áreas verdes y espacios alternativos para apoyar a artistas emergentes (los parques de La Maquinista y La Pegaso o el área de creación instaurada en la antigua fábrica Fabra i Coats). Pero eso no es todo, porque Sant Andreu resulta inspirador por su rico patrimonio arquitectónico, siendo el puente de Bac de Roda y la Casa Bloc algunos ejemplos. Barcelona es para todo el mundo y se adapta a cualquier persona que quiera ir de compras, disfrutar de la naturaleza o vivir una experiencia única con el mejor arte urbano y arquitectónico. Lo cierto es que para hacerlo con la mayor libertad, sin perder detalle, resulta conveniente contratar un servicio de alquiler de coche, y si puede ser entre particulares, por su agilidad, sencillez y por lo barato que resulta.

Park Guell, Barcelona

De rutas por Barcelona en un coche de alquiler: los imprescindibles

Puedes pasear por Barcelona hasta que digas basta y, si tienes la suerte de contar con varios días libres, es buena idea hacerlo tranquilamente distrito por distrito, pero si dispones de poco tiempo, hace frío, el día está nublado o simplemente no te apetece caminar, la solución es un vehículo de alquiler con el que poder desplazarte con total libertad. Sea cual sea la ruta que escogas, lo mejor es aprovechar el momento, hacerlo de manera tranquila, segura y divertida, y no perder de vista los imprescindibles de la ciudad. El parque de atracciones de Tibidabo puede ser una primera parada sensacional, ya que contiene multitud de atracciones para que te diviertas en familia, con amigos o en pareja, como tú decidas.

Una vez bajes de la montaña del Tibidabo, la Diagonal de Barcelona será el siguiente punto del recorrido, ya que esta gran avenida es uno de los principales ejes comerciales de la ciudad y en su recorrido se incluyen varios centros comerciales muy populares como la Illa Diagonal. Si eres amante de las compras podrás seguir tu ruta de shopping por Paseo de Gracia, otra de las calles principales y más concurridas de Barcelona donde se concentran un gran número de tiendas de marca y boutiques, junto a hoteles de 5 estrellas y restaurantes de comida gourmet. Sin embargo, para los menos entusiastas de las compras, recordar que es aquí donde se reúnen algunas de las obras más increíbles de Antonio Gaudí, así como de los arquitectos Josep Vilaseca i Casanovas o Lluís Domènech i Montaner, entre otros.

Sea cual sea el itinerario, las Ramblas de Barcelona son un indispensable a recorrer por su historia, belleza y su aportación multicultural. La artesanía y el "hand made" más artístico de Barcelona se encuentran en el Barrio del Born, justo en el corazón de Barcelona, con calles estrechas y un encanto especial que huele a tradición. La Barceloneta es otro punto más a descubrir en tus rutas por Barcelona, con el barrio de los pescadores y toda la belleza de una Barcelona plagada de un fuerte olor y sabor a mar.

Alquiler de coches en Madrid, Barcelona, Alicante, donde tú quieras. Drivy es la plataforma que solucionará y organizará tus viajes y desplazamientos en cuestión de segundos, pues obtendrás una página de resultados con los vehículos más accesibles y los que mejor se adapten a tu solicitud. Así de fácil y sencillo.

Gaudi en Barcelona

¡Alquilar un coche ahora!