Buscar y reservar un coche en Madrid    ¡Alquilar un coche ahora!

Recomendaciones para visitar Madrid

Una de las ventajas del alquiler de coche en Madrid con Drivy, además de poder alquilar cualquier tipo de vehículo (minibús, deportivo, clásico, familiar o furgoneta) y en cualquier marca (Opel, Peugeot, Renault o Mercedes), es que tienes la opción de recoger el coche en cualquier punto de la ciudad, así como en el aeropuerto y estaciones de tren y paradas de autobús cercanas.

Prepara tu llegada a Madrid

Para una estancia de un día, un fin de semana o unas vacaciones, siempre es necesario realizar algunos preparativos logísticos. Esto significa que debes preparar tu llegada a Madrid para saber cómo desplazarte de un punto de la ciudad al hotel, al apartamento o a otros lugares que quieras visitar.

Desde el aeropuerto

Si llegas a Madrid en avión, tienes que saber que, desde hace unos años, el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas consta de cuatro terminales y esto ha provocado que salir o entrar en coche al mismo aeropuerto sea más complicado que antes. Por ello, es bueno que conozcas las vías y carreteras que lo rodean para poder desplazarse con facilidad.

También es importante recordar que desde el Aeropuerto de Madrid-Barajas se puede acceder al centro de la ciudad en metro, tren o autobús.

Desde estaciones centrales de tren o autobuses

Si, por el contrario, llegas a Madrid en tren, recuerda que hay dos grandes estaciones con tráfico regional, nacional e internacional: Atocha Renfe y Chamartín, además de otras estaciones para tráfico de cercanías y regional como Príncipe Pío o Recoletos.

Madrid también cuenta con varias estaciones de autobuses como la Estación Sur de Méndez Álvaro (la más grande y con mayor tráfico de todas), el Intercambiador de la Avda. América, el de Plaza Elíptica, la estación de Autobuses de Moncloa, Plaza de Castilla y Príncipe Pío.

Todas estas estaciones están conectadas por carretera con el resto de la ciudad y poseen paradas de metro y de tren.

Recomendaciones para moverte por Madrid

Una vez ya estés en la ciudad y con un coche de alquiler para desplazarte, es necesario conocer algunas recomendaciones para moverse por Madrid y que tienen que ver con conocer las principales carreteras y vías de la ciudad.

Autovías y carreteras principales

La más útil y representativa es la M-30, avenida de circunvalación que rodea la llamada "Almendra central" o zona centro de Madrid. Esta autovía de algo más de 30 kilómetros permite circular alrededor de la ciudad en cuestión de minutos y cuenta con decenas de accesos al centro en forma de calles y avenidas, además de conexión con las Carreteras Nacionales y autovías que nacen en Madrid.

La otra carretera de circunvalación es la M-40 que rodea lo que se considera la ciudad de Madrid. Para rodear la zona metropolitana, que incluye pueblos del sur como Fuenlabrada o Getafe, hay otra circunvalación llamada M-50 y otra serie de ramales, aunque estos no rodean por completo la zona metropolitana.

Además de las circunvalaciones, Madrid cuenta con varias autopistas y carreteras nacionales que conectan de forma rápida Madrid con las distintas partes de España: la N-I o Madrid-Irún; la N-II o Madrid-Barcelona; la N-III o Madrid-Valencia; la N-IV o Madrid-Cádiz; la N-V o Madrid-Badajoz, y la N-VI o Madrid-Coruña.

Estas autovías son interesantes y muy útiles para realizar algunas de las escapadas mencionadas en el centro de la península como Madrid-Arévalo, población a la que se puede llegar en menos de dos horas a una velocidad moderada.

Principales calles y avenidas de Madrid

Además de circunvalaciones y autovías o autopistas, para moverse por Madrid en coche es importante conocer las calles principales. La más importante es la que divide la ciudad en dos. Esta gran avenida posee varios nombres según avanza desde el sur de Madrid (Puente de Pacífico) hasta llegar a la zona norte y conectar con la M-30, ya con el nombre de Paseo de la Castellana.

Otra calle paralela a la Castellana y que nace el Parque del Retiro es la Av. De Pío XII, la cual acaba en Plaza Castilla, localización ideal para moverse por el distrito de Salamanca.

Además de las avenidas de norte a sur, Madrid posee otras extensas avenidas como la calle de Alcalá que conecta el noreste de la ciudad con el centro; Génova, Sagasta y Alberto Aguilera que hacen lo propio desde la Castellana hasta el Barrio de Argüelles, o la propia Gran Vía, que conecta el Paseo del Prado con la Plaza de España en un recorrido muy turístico.

Consejos para conducir en Madrid

Si lo que buscas es rapidez y no conoces la ciudad, es recomendable no salgas de las grandes avenidas o circunvalaciones, especialmente en el centro de Madrid, donde uno puede encontrarse con una calle peatonal o excesivo tráfico.

Como regla general, hay que evitar entrar en coche a los barrios antiguos como Los Austrias, Barrio de las Letras, Malasaña o Lavapiés, donde las calles suelen ser de una sola dirección y, si no se conoce la ciudad, perderse es muy sencillo.

Cómo y dónde aparcar en Madrid

Existen tres maneras de aparcar en Madrid: en zonas de aparcamiento gratuito, Zona Azul y Verde y parkings privados y públicos.

En el caso de las zonas gratuitas, aunque son comunes, dado el gran volumen de vehículos, suelen estar repletas. No obstante, hay lugares como la zona trasera del Hotel Ritz o la avenida de Méndez Álvaro (contigua a la Estación de Renfe de Atocha), donde existe aparcamiento gratuito combinado con zonas Azul y Verde, donde sí hay que pagar.

Precisamente, en cuanto a las zonas de pago,el plazo máximo de estancia para la Zona Azul es de cuatro horas, mientras que para la Zona Verde, es de dos. No obstante, muchos usuarios, cuando llega el limite de tiempo, obtienen otro ticket que les permite estacionar por otro espacio de tiempo similar.

Otra opción para aparcar son los parkings públicos y privados, generalmente subterráneos y ubicados por toda la ciudad. En la zona más turística hay que destacar: el Parking Las Cortes, el de la Plaza Mayor, la estación de Atocha Renfe, Plaza de Santa Ana o Plaza del Carmen. Los precios de estos aparcamientos varían según la hora y la calidad del servicio, pero, de forma general, una hora estacionado puede costar desde dos euros en aparcamientos públicos a cuatro en los concertados y privados. No obstante, para estancias de un día hay ofertas en multitud de apartamentos (públicos o privados) como la que ofrece el parking de la Estación de Atocha Renfe: 7 euros/24 horas.

Hay que decir que además de estas formas de aparcamiento, también existen las zonas de aparcamiento de Larga Estancia o Establecimientos Sanitarios, aunque estas opciones están orientadas más a residentes o servicios médicos.

En cualquier caso, planificando con antelación el área a visitar, se pueden conocer tanto las zonas de aparcamiento reguladas como los parking. Eso sí, es importante respetar los horarios de aparcamiento para evitar las multas.

Hay que tener en cuenta el alquiler de coches en Madrid con Drivy, una plataforma donde puedes elegir las zonas donde recoger el vehículo, las cuales no tienen por qué estar en el centro. También, si se organizan bien las visitas, se pueden utilizar zonas de aparcamiento gratuitas en zonas tranquilas fuera de la conocida “almendra central” y utilizar el servicio público de transporte (autobús, tren y metro) para acceder a las zonas más atractivas de Madrid en cuanto a ocio y turismo.

¡Alquilar un coche ahora!