Buscar y reservar un coche en Barcelona    ¡Alquilar un coche ahora!

Rutas para visitar Barcelona en coche

Hay mucho que ver en Barcelona y muchas opciones diferentes a elegir. Una forma interesante de visitar la ciudad es hacerlo por teniendo en cuenta los barrios o la temática, ya sea gótica, medieval, contemporánea, etc.

En estos casos, el alquiler de coches en Barcelona supone una alternativa muy práctica para recorrer la ciudad a tu antojo y ver cada distrito, área o rincón sin prisas y a tu aire. ¿Acaso hay algo mejor? Drivy ofrece su plataforma para poner en contacto a propietarios y conductores para el alquiler de furgonetas, monovolúmenes o coches automáticos, lo que necesites. Estos servicios baratos se llevan a cabo entre particulares de una forma sencilla y rápida. Hazte una idea aproximada de todos los imprescindibles de Barcelona y comienza a planear tus rutas cuanto antes.

Recorridos en coche por los barrios de Barcelona

La Barceloneta

La playa y el puerto deportivo son los principales atractivos de La Barceloneta y los turistas disfrutan de ella principalmente en verano. Antiguamente era el principal asentamiento de pescadores y ahora la vida cosmopolita se abre camino entre cafeterías, chiringuitos, restaurantes, heladerías y comercios. Además, en el Puerto Viejo se encuentra el Aquarium de Barcelona para el disfrute de niños y mayores, y muy cerca de la estación de metro Barceloneta el Museo de Historia de Cataluña.

Bogatell y Ciutadella Villa Olímpica

Son barrios muy conocidos con fácil acceso a la playa. Los Juegos Olímpicos de 1992 dieron lugar a muchos cambios y ambos barrios se modernizaron, aunque Bogatell aún conserva sus calles estrechas y pequeños cafés de estilo bohemio. Esta área dispone de varias playas muy conocidas entre los surfistas y los turistas, aunque no son tan concurridas como La Barceloneta: Nova Icària, Mar Bella y Bogatell. Merece la pena disfrutar del Parque de la Ciutadella y del zoológico que se encuentra en su interior.

Eixample

Eixample tiene una zona residencial, pero su zona más escondida acoge las grandes obras maestras del arte catalán. El Paseo de Gracia es su corazón y es aquí donde puedes recurrir a tiendas de moda chic como MaxMara o Chanel, y la arquitectura modernista de Antoni Gaudí como Casa Batlló o La Pedrera. Es un barrio muy hermoso en el que poder pasear, disfrutar del buen tiempo y tomar café en una de sus terrazas.

Casa Batllo, Barcelona

El Barrio Gótico

En el pasado formó parte del pueblo romano y aún conserva algunos de sus restos. Precisamente ahí es donde reside su encanto, en la mezcla del pasado y el presente, de lo antiguo y lo nuevo. Calles estrechas, plazas tranquilas, una zona comercial que va desde la calle Portal del Ángel hasta la calle Avinyó, la Catedral, la Plaza Real y la Plaza de Sant Jaume con sus excepcionales edificios, ¿qué más puedes pedir?

El Barrio de Gracia

Es muy popular entre artistas y cuenta con muchos restaurantes de comida internacional. La Plaza del Sol es la zona del barrio más popular al albergar locales donde se reúnen soñadores y gente bohemia. Sin duda se trata de una experiencia nueva, con gente y locales alternativos que destacan por su diversidad multicultural. Es un buen lugar para ir de compras y está muy cerca del centro de Barcelona, a unos 10 minutos de Plaza Cataluña.

Plaza España

Este barrio está situado en pleno corazón de la ciudad. Alberga el centro comercial Las Arenas, el centro cultural Caixa Fórum y el Museo de Arte Catalán o MNAC, cuya ubicación se encuentra en el Palacio Nacional en el Parque de Montjuïc. Una vez aquí, no hay que perderse bajo ningún concepto la Fuente mágica de Montjuïc, un espectáculo de luces y agua de gran atractivo para los turistas. Muy cerca de allí se encuentra el Pueblo Español, un museo que contempla la recreación de diversos estilos arquitectónicos de la geografía española.

Poble Sec

Está incluido dentro del distrito denominado Montjuïc. Es una opción ideal para descansar, un área más tranquila alejada del ruido de la ciudad, donde poder comer, tomar un café o incluso disfrutar del teatro. Esta alternativa es perfecta tras una jornada intensa de visitas, pues se encuentra muy cerca del centro y Las Ramblas (a tan solo 10 o 20 minutos a pie) para poder seguir con la ruta programada.

El Raval

Pocas zonas hay como el Raval. Se trata de un lugar muy interesante con personalidad, plagado hasta los topes de historia y autenticidad con galerías de arte, librerías coquetas, cafés y restaurantes de gran atractivo, boutiques exclusivas y el gran Museo de Arte Moderno. Además, está cerca del Eixample y del Barrio Gótico, de la calle más famosa de Barcelona, Las Ramblas, y del Mercado de San Antonio y La Boquería, los mercados más populares de la ciudad.

Sants

El barrio de Sants no alberga muchos atractivos. Se trata de una zona muy tranquila con restaurantes encantadores, aunque cuenta con una magnífica ubicación. Desde aquí se puede pasear hasta Plaza de España y Montjuïc. Si tomas otra dirección te dirigirás al Camp Nou o incluso al centro comercial L'illa Diagonal para aprovechar y hacer unas compras. Lo bueno de Sants es la estación, donde conecta numerosas líneas de tren regional y nacional, así como líneas de AVE y metro interurbano. Cuenta con un parking de grandes dimensiones donde muchos de los usuarios de Drivy quedan para hacer el intercambio de llaves.

El Puerto Olímpico de Barcelona

Esta zona fue reformada completamente con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992. Se encuentra a poca distancia de La Barceloneta y de la playa de Icària. Dispone de una gran selección de terrazas, restaurantes y zonas de ocio como pubs, discotecas o zonas comerciales como Marina Village, así como varias playas que son el deleite de los amantes del mar. Es ideal para dar un paseo y disfrutar de un día relajado.

Las Ramblas

Es una de las calles más emblemáticas de Barcelona, por no decir la que más. Se extiende desde el Barrio Gótico hasta El Raval y es una zona que siempre está muy animada y con mucha gente paseando por sus calles, gracias a sus artistas callejeros y sus estatuas humanas.

Montjuïc

El castillo de Montjuïc ofrece unas vistas espectaculares y se encuentra en la parte superior de la montaña. El impresionante Palau Nacional que alberga es otra de las atracciones turísticas más populares, junto al MNAC o Museo Nacional de Arte de Cataluña que hay en su interior. También merece la pena contemplar la Fuente Mágica, un juego de luces, música y agua asombroso y el Pueblo Español, un museo ubicado a pocos metros que ilustra los diferentes estilos de la arquitectura española.

Museo Nacional de Arte, Barcelona

Les Corts

Conocido por ser un barrio muy histórico con áreas pintorescas de gran interés. El barrio de Les Corts se trata de la zona financiera de Barcelona y cuenta con clubes selectos, centros de exposiciones y restaurantes de nivel, así como el complejo comercial L'illa Diagonal y el Camp Nou de obligada visita para los más entusiastas del fútbol.

Recorridos en coche según temática

La Barcelona romana

Esta ruta contempla restos de la muralla romana ubicados en la Plaza Ramón Berenguer, Plaza Nova y el Carrer de la Tapineria. La calle del Bisbe formó parte de la colonia romana, su arteria principal, siendo actualmente una calle peatonal. La Casa de L'Ardiaca, una residencia gótico- renacentista del siglo XII que acoge el Archivo Histórico de Barcelona, dispone de un precioso patio interior desde el que poder divisar parte de la muralla romana. Muy cerca, en la calle Paradís, se encuentran las increíbles cuatro columnas del que fue el Templo de Augusto, y en la plaza del Rey, el Museo de Historia con un interesante patrimonio histórico perteneciente a la antigua colonia romana de Barcino.

La Barcelona medieval

En la Edad Media, Barcelona se convirtió en una gran potencia política. Su actividad comercial fue creciendo a pasos agigantados, lo que le permitió expandirse e incluir edificios de estilo gótico. El Ayuntamiento recoge parte de su esplendor, así como la Catedral, que disputa en belleza con las iglesias Santa María del Mar y Santa María del Pi. En la calle Montcada se concentran un gran número de palacios de arquitectura gótica y renacentista. La Iglesia de San Pedro de las Puellas en el barrio de Sant Pere o la Iglesia de San Pablo del Campo en el Raval, son ejemplos de estilo románico que no pueden faltar en esta ruta. Lo mismo sucede con los edificios cívicos de estilo gótico que miran al pasado con añoranza: la Lonja con su actividad comercial y marítima o las Atarazanas Reales de finales del siglo XIII, sede del Museo Marítimo de Barcelona.

La Barcelona modernista

El barrio del Eixample es el que contempla más joyas arquitectónicas de estilo modernista, principalmente en el llamado Cuadrado de Oro situado en pleno corazón del Eixample, con arquitectos de la talla de Antoni Gaudí, Lluís Domènech i Montaner y Josep Puig i Cadafalch. Ciutat Vella acoge el famoso Palau de la Música. El Hospital de Santa Cruz y San Pablo, por su parte, conforma un complejo edificado a principios del siglo XX con increíbles edificios cuyo fin es generar bienestar entre los pacientes.

La Barcelona contemporánea

MACBA es el museo de arte contemporáneo diseñado por el arquitecto Richard Meier, que se encuentra situado en el Raval. Dentro de la arquitectura contemporánea también cabe destacar: la Torre de Collserola, la Torre Agbar, el Teatro Nacional de Cataluña, el Auditorio y el Puente de Bac de Roda. Hay barrios, parques y esculturas que también están ligados a esta arquitectura: Villa Olímpica, el Palau Sant Jordi (la joya arquitectónica del Anillo Olímpico de Montjuïc), el Jardín Botánico, el Parque de Joan Miró y la escultura que la preside, el parque de la Estación del Norte y el Parque de la España Industrial.

La Barcelona de Picasso

Picasso capturó la esencia mediterránea de Barcelona y la ciudad quiso rendirle tributo con el Museo Picasso ubicado en el barrio de La Ribera, en la calle Montcada. Se abrió por primera vez al público en los años sesenta y alberga una gran colección de las primeras obras de Picasso, la serie de pinturas en las que reinterpretó a Las Meninas, algunas de las pinturas correspondientes a la "etapa azul" del pintor y una colección de cerámica. Sin embargo, la ruta no termina aquí, pues muy cerca de allí, en plaza Nova, está el edificio del Colegio de Arquitectos donde se exhiben tres frisos basados en dibujos del artista.

La Barcelona de Gaudí

Algunos de los edificios más populares y atractivos de Antonio Gaudí se encuentran en el barrio del Eixample, en el paseo de Gràcia. La Casa Milá o La Pedrera se encuentra en la calle Provenza, un poco más abajo, la Casa Batlló, y, como no podía ser de otra forma, el símbolo de Barcelona, su obra culmine, la Sagrada Familia. Otras obras del maestro Gaudí a las que no debes renunciar son: la Casa Vicens, la Casa Calvet y la Torre Bellesguard.

¡Alquilar un coche ahora!