Buscar y reservar un coche en Madrid    ¡Alquilar un coche ahora!

Rutas para visitar otros lugares cerca de Madrid

Siguiendo con las excursiones alrededor de Madrid en coche, hay que profundizar un poco más en provincias y temáticas para ampliar el número de escapadas.

Ruta por Segovia

Además de la capital, Segovia cuenta con otros atrctivos como La Granja de San Ildefonso, situada a poco más de 10 kilómetros de la ciudad de Segovia, y famosa por su Real Sitio de la Granja. Junto al Palacio Real de Madrid y el Palacio de Aranjuez, este monumento (mandado construir en 1721) se convirtió en residencia del primer rey Borbón Felipe V de Anjou. Durante dos siglos, el sitio siguió creciendo con la adhesión de majestuosos jardines, fuentes y hasta una fábrica de cristales, hoy un museo. Hasta el reinado del Alfonso XIII, fue residencia real de verano. Turégano, parte de la ruta románica del río Pirón, es famoso por su castillo medieval, sus mercados, sus calles repletas de iglesias y una acogedora plaza mayor. Otro castillo de interés es el de Coca, en estilo Mudéjar y del siglo XV. Además esta ciudad cuenta con una larga historia; el emperador romano de origen hispano, Teodosio el Grande, nació en la ciudad, la cual aún conserva parte de la muralla medieval y la Iglesia de Santa María la Mayor. Otro pueblo segoviano con un castillo digno de mencionar es Cuellar, cuya fortaleza de los Duques de Alburquerque (del siglo XV y XVI), la Iglesia de San Martín y su museo de Arte Mudéjar son Monumento Artístico Nacional. Tampoco está de más visitar las murallas de la ciudadela, el Arco de San Basilio o las visitas teatralizadas al castillo. Ayllón no posee castillo pero su patrimonio monumental es impresionante, especialmente su casco antiguo, un espacio que transporta a siglos anteriores con casas señoriales como la de la Torre y la del Águila, además de su Plaza Mayor, el Palacio del Obispo Velosillo o el Convento de San Francisco.

Segovia, España

Ruta por Guadalajara

La capital Guadalajara primero fue la romana Arriaca y luego la musulmana Wad-al-Hayara. Hoy es una moderna ciudad en la zona de la Alcarria con un gran valor histórico gracias a monumentos como el Palacio del Infantado, la Parroquia De San Nicolás El Real o su Calle Mayor. Por la ciudad también transcurre el río Henares y, no muy lejos, se encuentra en Zoológico de la ciudad. Otro Conjunto Histórico-Artístico es Sigüenza, gracias a su Plaza Mayor, con sus balconadas y las casas de los canónicos; su catedral del siglo XII románico-gótica que acoge el cuadro del Greco La Anunciación, y su castillo o alcázar, con origen en el siglo VIII y hoy Parador de Turismo. Siguiendo con la ruta por Guadalajara, otro punto de interés es Molina de Aragón, famosa por su fortaleza (castillo, torreones y muralla incluidos) que se alza sobre un monte que domina la ciudad. Además, la propia villa, sus calles y sus plazas son ideales para viajar a la Edad Media y disfrutar del arte románico. Un último pueblo de gran interés es Brihuega, una población que destaca por su muralla y torreones, su castillo y su capilla gótica. Fuentes, iglesias y calles con un toque románico y gótico hacen de la visita una experiencia inolvidable para los amantes de la época medieval.

Ruta por Cuenca

La ruta puede comenzar en la propia capital. Sus tres edificios con casas colgantes (antaño en mayor número), su catedral y sus paseos por el casco antiguo con magníficas vistas a los ríos Júcar y Huécar convierten a esta ciudad manchega en una de las más visitadas. Se puede continuar la ruta por Villanueva de la Jara, un pueblo "teresiano" donde se encuentran dos conventos fundados por Santa Teresa de Jesús. No hay que perderse la magnífica Plaza Mayor, la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción o largos paseos por sus calles, especialmente caída la tarde, cuando se iluminan. Belmonte pertenece a la Ruta de Don Quijote y fue la ciudad natal del religioso y escritor Fray Luis de León. Conserva gran parte de su patrimonio como las murallas del castillo, el alcázar de don Juan Manuel, la Iglesia en estilo gótico de San Bartolomé o el Convento de los Jesuítas. Para finalizar la ruta, hablar de Alarcón, al igual que Cuenca, ubicado en alto sobre la cuenca del río Júcar. Posee el gran atractivo de su castillo y, además, que la muralla rodea a gran parte del pueblo actual. La fortaleza es hoy Parador Nacional y desde ella se tienen unas magníficas vistas del entorno y el extenso embalse de Alarcón.

Ruta por Toledo

La ciudad de Toledo, por sí sola, es ya una ruta de viaje. Más de dos mil quinientos años de historia hacen de esta ciudad a orillas del río Tajo un autentico museo. Su catedral, "La Primada", corona la ciudad; su Alcázar la guarda y sus calles, aún rodeadas de parte de la muralla antigua, son ideales para pasear.

Multitud de museos, como el del Greco, las Termas romanas, el curioso Museo de Instrumentos de Tortura o el Sefardí, junto a la judería del Tránsito y de Santa María la Blanca, hacen de Toledo una de las ciudades más interesantes de España.

Toledo, España

Ruta por Ávila

Con una de las murallas medievales más impresionantes y mejor conservadas de España, Ávila es también una de las ciudades más visitadas por sus templos y catedrales, así como el Convento de Santa Teresa y sus magníficos restaurantes donde degustar, posiblemente, las mejores carnes del centro de la península. Además de su capital, Ávila también cuenta con otros pueblos como es el Barco de Ávila, el cual destac a por su Castillo de Valdecorneja, su Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, sus murallas y el puente medieval sobre el río Tormes.

Arévalo, localidad con una importante herencia mudéjar y renacentista, como su castillo-fortaleza, fue residencia temporal de Isabel la Católica. Tampoco hay que perderse sus iglesias como Santa María la Mayor y San Martín, además de sus plazas y sus restaurantes donde probar el famoso cochinillo de Arévalo. Ávila, con gran riqueza natural, permite el turismo rural por el Valle del Tiétar, la Sierra de Gredos o la Reserva Natural del Valle de Iruelas. En estas zonas, además, se pueden avistar especies típicamente ibéricas como el buitre negro o el águila imperial en el Valle de Iruelas, cerca de la población del Tiemblo. Otras rutas de montaña y senderismo son las de los valles del Alberche, del Tormes o de Guadarrama, además también de aprovechar para visitar otros pueblos como Arenas de San Pedro, Piedrahita o Robledillo, también interesantes desde el punto de vista histórico, cultural y gastronómico.

La ruta Sefarad

Seguir el rastro del pueblo sefardí es una de las rutas temáticas más interesantes, especialmente en el centro de la península. Segovia posee una sinagoga (hoy iglesia del Corpus Christi) y un barrio judío rehabilitado para el turismo y que incluye un cementerio. En el caso de Ávila, la ruta es de tipo documental, para poder visitar los lugares donde antiguamente se ubicaban las sinagogas y las calles principales de la judería. No obstante, se han encontrado restos de un antiguo cementerio dentro de los límites del casco antiguo.

Pero, sin lugar a dudas, la ciudad con una de las juderías más impresionantes es Toledo: el famoso Jewish Quarter, en la zona suroeste de la ciudad y con sinagogas como la del Tránsito y de Santa María la Blanca. Ésta última, de hecho, es un museo con una importancia extraordinaria para conocer la historia del pueblo judío en España.

La Ruta de Don Quijote

La ruta puede comenzar en Alcalá de Henares, ciudad de nacimiento de Miguel de Cervantes y donde se encuentra la casa natal del escritor, hoy convertida en museo. Desde allí, hay que viajar a La Mancha para conocer los lugares más representativos de la novela sobre el Ingenioso Hidalgo: Consuegra y sus molinos, que rivalizan con los de Campo de Criptana como protagonistas del episodio de la lucha con los gigantes imaginarios; el Toboso, donde residía Dulcinea; y no muy lejos de allí, Argamasilla del Alba y la Casa de Medrano, antiguamente conocidas como las Cuevas de Medrano donde Cervantes estuvo cautivo y que pudieron ser ese "lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme".

Esta ruta puede continuar por Villanueva de los Infantes, Ossa de Montiel y Almagro, tres pueblos que albergan el corral de comedias más antiguo de España y cuna del teatro español. De vuelta al norte, hay que pasar por Toledo, donde Cervantes se casó y vivió un tiempo, para acabar la ruta en Madrid, en el Barrio de las Letras, donde se encuentra la última casa donde vivió el gran escritor y el Convento de las Trinitarias, templo donde posiblemente descansan los restos de Cervantes y su esposa.

Estatua de Don Quijote, España

Ruta de la lengua española

El Monasterio de San Millán de la Cogolla, en La Rioja, posee el primer documento conocido en lengua romance y del siglo XI: las "Glosas Emilianenses". Otro documento de interés, esta vez en el Monasterio de Santo Domingo de Silos, son las "Glosas Silenses". El castellano evolucionó con el propio Reino de Castilla, y Valladolid y Salamanca poseen en sus universidades documentos antiguos que nos enseñan cómo la lengua romance evolucionó al castellano antiguo.

Siglos después, Ávila fue testigo de la mística española a través de la experiencia de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, ambos grandes escritores que residieron en Ávila y que dieron a la lengua castellana otro giro. La ruta puede finalizar en Alcalá de Henares, ciudad cervantina donde, gracias al Quijote, el castellano se convirtió en una lengua mucho más rica en todos los niveles lingüísticos.

¡Alquilar un coche ahora!