Buscar y reservar un coche en Barcelona    ¡Alquilar un coche ahora!

Lo sitios que no te puedes perder de Barcelona

Existen numerosas guías de ocio para estar al corriente de aquellos lugares de Barcelona que bajo ningún concepto te puedes perder. Cada día tendrás acceso a una gran oferta de actividades para descubrir la ciudad y dejarte hipnotizar, y para ello es necesario conocer su dirección exacta y los horarios en los que se pueden visitar.

Dependiendo del tiempo del que dispongas podrás conocer a una Barcelona u otra, aunque cualquiera de ellas tiene un encanto muy especial. La Sagrada Familia, Las Ramblas o la Fuente Mágica de Montjuic, por otro lado el Mercado Gótico, el Camp Nou, el Mercado de San José o incluso el laberinto de Horta, entre otros lugares increíbles.

Lo más destacado de Barcelona en un día

No te la puedes perder, Barcelona es uno de los sitios más turísticos de España y lo más probable es que consiga sorprenderte e impresionarte. Si has viajado a Barcelona por motivos de negocios o porque te pilla de paso, en una visita fugaz de un solo día, estos son los diez lugares que no puedes dejar escapar. Las Ramblas probablemente sea la calle más popular de Barcelona. Es un lugar de obligada visita y no solo por sus esculturas vivientes y sus puestos perfumados y coloridos, sino por su monumento a Colón y La Boquería o Mercado de San José.

La Plaza de Cataluña es un gran punto de encuentro para partir hacia el casco antiguo, el Raval o el barrio Gótico, mientras que la Sagrada Familia es la obra maestra de Antoni Gaudí y uno de los templos más conocidos a nivel mundial que no puedes dejar de visitar.

La Fuente Mágica de Montjuic sorprende por su magia, un espectáculo único plagado de luces y cascadas que suben y bajan al compás de la música, con la impresionante imagen del Palacio Nacional de Montjuic como telón de fondo. El Barrio Gótico se encuentra en el distrito de Ciutat Vella y posee multitud de calles comerciales para pasear y comprar un poco de todo, pero, además, podrás visitar el Portal del Ángel (junto a Plaza Cataluña), la Parroquia de Santa Anna de estilo gótico y la Catedral de Barcelona, todo un lujo urbanístico que no puedes dejar escapar. El Anillo Olímpico de Montjuic es un área enorme donde se encuentran las mayores instalaciones deportivas de la ciudad condal, con el Palau Sant Jordi, el Estadio Olímpico Lluís Companys y la Torre de Telecomunicaciones en la plaza de Europa. Se encuentra en la montaña de Montjuic y fue sede de los Juegos Olímpicos de 1992. El Paseo de Gracia es otro atractivo más con sus numerosas tiendas llenas de glamour y su destacada arquitectura. Esta calle es muy turística y en ella encontrarás edificios modernistas de la talla de la Casa Milà (conocida como La Pedrera) y la Casa Batlló, obras del arquitecto Antonio Gaudí.

El Parque Güell es otra de las obras más famosas de Antonio Gaudí. Se encuentra en la zona norte y es uno de los símbolos de Barcelona. Este parque es la visión modernista del arquitecto catalán y una vez allí podrás acceder al museo que en su día fue la casa del guarda. Port Vell es el puerto deportivo y una zona que ha sabido reinventarse con el tiempo. Allí podrás acceder a diversas actividades, como contemplar las maravillas del mar, gracias al Aquarium de Barcelona, o ir de compras al centro comercial Maremagnum. El Museo de Historia es otro lugar imprescindible lleno hasta los topes de la historia de Barcelona. Las ruinas arqueológicas que encontrarás allí te harán saber que ha merecido realmente la pena ir.

Park Guell, Barcelona

Un perfecto fin de semana en Barcelona

Un fin de semana puede ser lo que necesitas para ver con más atención lo más destacado de Barcelona. Da igual los horarios, no hay que regirse por ellos, tan solo visitar y contemplar cada zona en la medida que quieras o necesites. Naturaleza, vistas de impresión, gastronomía típica catalana, aire fresco y diversión, ¿por dónde empezar? Es sábado y piensas que tienes que hacer muchas cosas, pero hay que tomárselo con calma y pensar que aquello que no dé tiempo, ya se verá en otra ocasión. Lo primero es un buen desayuno, que bien podría ser en Els Quatre Gats, un restaurante al que Picasso solía acudir por su decoración modernista y su cerámica artesanal. Date un tiempo y luego sal a pasear por la plaza de Cataluña y Portal del Ángel (avenida con la que se comunica) para terminar en la Manzana de la discordia y poder contemplar sus cinco impresionantes edificios, ejemplos del modernismo catalán: Casa Mulleras, Casa Lleó Morera, Casa Amatller, Casa Bonet y, cómo no, la Casa Batlló. El almuerzo ha de ser algo tranquilo. Es importante darse un tiempo para reponer fuerzas. Al terminar es prioritario dirigirse a la catedral para ver la Sagrada Familia, uno de los lugares más interesantes de Barcelona. Muy cerca de ese punto, se encuentra el Recinte Modernista de Sant Pau, una ciudad-jardín de gran belleza por la que poder pasear tranquilamente. Lo siguiente es encontrar un lugar apropiado para cenar como la Casa Calvet, un edificio diseñado por Gaudí, y disfrutar a continuación de un poco de jazz o funk en uno de los locales alternativos del Barrio Gótico.

La casa Batllo, Barcelona

El domingo dirígete a La Rambla y pasa un momento relajado, aunque antes de hacerlo y desayunar por allí, sube al Mirador de Colom, situado al comienzo de la calle, y contempla toda Barcelona y su puerto. Lo siguiente será dirigirse a una de las plazas más antiguas de la ciudad, la plaza Sant Jaume, sede del Ayuntamiento y del gobierno regional. Esta calle lleva a la parte posterior de la catedral, conocida por los 13 gansos que viven en el claustro gótico (13 por los años de vida que tenía la patrona de Barcelona, Santa Eulalia, cuando murió). Cerca de allí se encuentra el colorido Mercado de Santa Caterina donde podrás almorzar. El siguiente punto de la ruta es el parque de la Ciutadella, un remanso inigualable de paz formado por un jardín, un lago donde poder navegar y un zoológico. De aquí al Museo Picasso (entrada gratuita los domingos a partir de las 15:00) y después al paseo del Born, lugar donde se encuentra la iglesia de Santa María del Mar y restos de casas de origen medieval como la Casa Meca. Este será el lugar perfecto para cenar y tomar un cóctel para finalizar la jornada.

Visita Barcelona en 72 horas

Al contar con un día extra, la planificación puede ser más elaborada y obtener otra visión de Barcelona más relajada. El tercer día puede comenzar con un paseo por los jardines de Montjuïc, por los jardines Laribal o los jardines del Teatro Griego. Antes de salir del parque debes visitar la Fundación Miró con infinidad de piezas representativas del artista entre dibujos, esculturas, tapices o pinturas. Aprovecha para comer por la zona, puedes optar por el restaurante Martínez de Montjuïc, que tiene una magnífica reputación por su espléndida terraza que funciona todo el año, sus increíbles vistas y sus arroces y vermús.

Una vez hayas disfrutado plenamente de la compañía y de un sabroso almuerzo, prueba el teleférico que enlaza con el puerto y disfruta de un paseo por la orilla del mar para sumergirte en tus pensamientos y terminar esta ruta de la forma más tranquila y relajada posible. Finalmente brinda y disfruta de una copa de cava en uno de los hoteles más modernos del paseo marítimo de la Barceloneta, el W Barcelona.

Panorama, Barcelona

¿Qué hacer durante una semana en Barcelona?

Una semana da para mucho y te permitirá visitar todos los lugares anteriores de forma más espaciada para obtener una experiencia mucho más gratificante. Sin embargo, podrás añadir otros sitios menos conocidos de Barcelona que merece la pena ver, y todo sin agobios y sin aglomeraciones de gente. El Laberinto de Horta es un enclave único para reflexionar. En este jardín romántico se han rodado algunas películas por su espectacular laberinto, en el que destacan sus muros de cipreses y una escultura situada justo en su corazón.

El jardín botánico de Barcelona no es muy visitado pero destaca por sus 14 hectáreas rodeadas de colecciones de plantas muy interesantes que representan diferentes partes del mundo como Australia, California, Chile o África del norte, entre otras. La biblioteca Arús es una de las más antiguas y, si eres un lector empedernido, te encantará visitarla. Justo en la entrada se divisa una réplica de la famosa Estatua de la Libertad y su interior tiene un aire rústico embriagador que anima a la lectura. En ocasiones, la Plaza Sant Felip Neri pasa inadvertida, ¡y muchos no saben lo que se pierden! Está justo en el centro de Barcelona y se levanta sobre un antiguo cementerio judío de origen medieval que fue destruido durante la Guerra Civil Española. En ella se encuentra la iglesia de Sant Felip Neri que aún conserva parte de los proyectiles de la bomba que lanzó el ejército.

Si quieres disfrutar de una estancia prolongada similar, Drivy te ofrece una magnífica oportunidad para alquilar un coche en Barcelona a un precio realmente económico. De esa forma tendrás plena autonomía para ir de un lugar a otro e ir a los rincones y espacios que llamen tu atención. Pasa un día, dos, tres o una semana entera en la ciudad condal, los que quieras o puedas, y dirígete por los sitios más populares de la ciudad y por aquellos que tienen un encanto especial, solo así podrás descubrir Barcelona en todo su esplendor.

¡Alquilar un coche ahora!