Buscar y reservar un coche en Madrid    ¡Alquilar un coche ahora!

Viajar y alojarse en Madrid en coche de alquiler

El alquiler de coches en Madrid con Drivy, además de permitir ahorrar en costes y poder contar con el modelo, marca y tipo de coche deseado, también se adapta al tipo de escapada: en familia, aventura en solitario, con amigos, un fin de semana romántico o algo más vintage para una ocasión especial, disfrutando de la ciudad con un modelo de coche clásico para hacer de las vacaciones en Madrid un momento inolvidable.

Viajar solo por Madrid

El primero de los casos, y muy común, es viajar solo por Madrid para disfrutar con total libertad de los atractivos que ofrece la capital. Con el alquiler de coches en Madrid, moverse de norte a sur y de este a oeste es sencillo conociendo las vías y carreteras principales. El metro permite también desplazarse en pocos minutos de un lugar a otro en la zona centro, aunque pasear es lo más recomendable para conocer de primera mano los lugares de mayor interés. Recorrer las callejuelas del Barrio de las Letras, Los Austrias y La Latina permite conocer la Madrid más cultural; alcanzar el Parque del Retiro es ideal para oxigenar los pulmones y admirar las miles de especies de árboles y plantas que se encuentran, y volver a la ciudad para recorrer el Paseo del Prado puede ser el final de la caminata para parar a mediodía y disfrutar de la gastronomía madrileña.

El número y tipo de restaurantes es ingente, y los hay en cualquier barrio o distrito de la ciudad. Se recomienda visitar el Museo del Jamón, con varios locales en la zona centro. O visitar la Plaza Santa Ana para tapear un poco en sus múltiples bares y restaurantes. También se puede volver al Barrio de los Austrias y La Latina para disfrutar de los buenos vinos de la Cava Baja. Después de comer, la sobremesa se puede disfrutar tomando un café en la Plaza Mayor, en la pequeña plaza frente al Museo Reina Sofía o en la Plaza de Lavapiés. La tarde puede aprovecharse realizando algunas compras o disfrutando del teatro y del cine. En cualquiera de los casos, la calle Gran Vía y, sobre todo, la Plaza de Callao y alrededores son las zonas más recomendables para ello. Para acabar el día, y dado que Madrid ofrece ocio nocturno todos los días del año, ¿por qué no acercarse a la zona de Malasaña para conocer sus bares y pubs? Viajar solo a Madrid no tiene por qué ser aburrido. El número de actividades permite disfrutar de un solo día, un fin de semana o unas pequeñas vacaciones en solitario.

Viajar con tu familia por Madrid

La capital de España es una ciudad muy acogedora para grupos y familias, puede reportar grandes e imborrables momentos de ocio.

Lugares para visitar Madrid con niños

Lo más atractivo de la ciudad y sus alrededores es que posee una amplia variedad de parques de atracciones como el Parque Warner a unos minutos en coche; el Zoológico de la ciudad; la pequeña reserva natural Faunia o el propio Parque de Atracciones con las últimas experiencias en emociones y aventura. También los espacios verdes como el Parque del Retiro (donde alquilar barcas para navegar por el gran estanque central) o la Casa de Campo son lugares idóneos para ir en familia y hacer, por ejemplo, un pic-nic.

Si estáis interesados en el arte, la visita al Museo de Cera, al de Ciencias Naturales o al del Ratón Pérez puede amenizar el día de los más pequeños. Los grandes centros comerciales también son un lugar muy adecuado para ir en familia. Tanto en la capital como en los alrededores hay varios como Kinépolis, en la Casa de Campo; Cortylandia, cerca de la Puerta del Sol; Isla Azul, al sur de la capital o Xanadú, ya en Arroyomolinos y que cuentan con todo tipo de servicios para pasar el día en familia. La visita a estos centros también se puede compaginar con la visita a los dos grandes estadios de fútbol de la ciudad: el Santiago Bernabéu y el Vicente Calderón.

Excursiones para niños a menos de una hora de Madrid

Si se visita Madrid en familia y se quieren realizar pequeñas excursiones a menos de una hora de la ciudad, lo ideal es el alquiler de minibús con Drivy en diversos tamaños dependiendo del número de pasajeros. Con el minibús, la familia puede aventurarse a visitar lugares como San Lorenzo del Escorial, el Real Sitio de Aranjuez, Alcalá de Henares, Manzanares el Real y su castillo o conocer algunos de los embalses de la ciudad como el propio Embalse de Santillana de Manzanares.

Escapada romántica por Madrid

La ciudad madrileña también es ideal para una escapada o viaje romántico por Madrid. Y el número de actividades a realizar (tanto de día como de noche) es muy diverso.

Lugares románticos para visitar

Durante el día, un paseo por el Retiro puede ser el plan ideal, y no solo para montar en las barcas de su estanque sino para disfrutar de los espacios verdes, visitar el Palacio de Cristal y su estanque de cuento o sentarse en una tranquila terraza. Además de estas pequeñas excursiones por la capital, el tapeo también puede ser muy romántico, especialmente si se hace en lugares como el Mercado de San Miguel, donde disfrutar de buenos vinos servidos en anchas copas y acompañados de pinchos gourmet y otras delicatessen, o disfrutar de un brunch a medio día: mitad breakfast mitad lunch. La zona de Los Austrias es uno de los lugares más románticos para pasear. Además, hay pequeños jardines como el Príncipe de Anglona, y otros más populares como los Jardines de Sabatini, en el Palacio Real.

Antes de que acabe el día, hacia el atardecer, el Templo de Debod ofrece las mejores vistas de Madrid. Si lo tuyo es regalar flores, puedes comprarlas en una de las floristerías más antiguas y simbólicas de la ciudad: el Jardín del Ángel, antiguo cementerio donde descansan los restos de Lope de Vega. La noche también se presta a románticos paseos por el Paseo del Prado hasta llegar a la Gran Vía, o cenas íntimas en restaurantes como la Bodega de los Secretos, un recinto con más de 400 años de antigüedad en pleno Barrio de las Letras.

Escapadas románticas a menos de una hora de Madrid

Para escapadas de más de un día, si se opta por el alquiler de coches en Madrid con Drivy, ciudades como Toledo, Ávila, Segovia o el propio Aranjuez pueden ser ideales para disfrutar de más momentos románticos por sus calles antiguas, jardines y restaurantes.

Alquiler de un coche descapotable

Además, si se alquila alguno de los coches descapotables que los propietarios de Drivy ofrecen, solo el trayecto tanto en ciudad como hacia los alrededores de Madrid ya puede ser inolvidable.

Excursión original en un coche clásico por Madrid

Da igual si se visita la ciudad en solitario, en pareja, en familia o con amigos. Drivy y sus numerosos modelos facilitan realizar una excursión original en un coche clásico por Madrid y convertir el momento en una escapada irrepetible. ¿Qué tipos de coches se pueden alquilar en Drivy? Uno de los más llamativos es el Seat 600, uno de los primeros coches que se vendieron en España y que ¡todavía hay usuarios que lo conservan!

Otros modelos que se pueden alquilar son: Mini Cooper Clásico, un Seat 124, un Citröen Escarabajo y otra serie de modelos para, por ejemplo, recorrer la zona antigua de Madrid (Barrio de las Letras, Santa Ana, alrededores del Plaza Mayor y Los Austrias) y hacerse fotos con él y sentirse como en el Madrid de los años 60.

¡Alquilar un coche ahora!