Limpieza

Siempre deberás entregar un vehículo limpio (en el exterior y en el interior), a excepción de un caso en el que alquiles el vehículo en el último minuto y no hayas tenido tiempo de limpiarlo.

Cuando finalice el alquiler, el conductor no está obligado a limpiar tu vehículo, a no ser que el exterior (barro, suciedad en la carrocería por conducir en carreteras no asfaltadas, etc.) o el interior (manchas grandes de barro en las esterillas, arena, migajas, etc.) del vehículo estén muy sucios. Si este es el caso y no se ha limpiado el vehículo en el momento de la devolución, el conductor tendrá que pagarte 15 € como compensación por la limpieza del interior y 15 € por la limpieza exterior. Si hay suciedad que requiera el trabajo de un profesional (manchas en los asientos, interior extremadamente sucio, etc.), se te reembolsará cualquier coste que debas pagar.

¿Te ha sido útil el artículo?

No hay resultados